Buscar

¿Qué es el “síndrome del bebé sacudido”?

Zarandear a un niño tan solo unos segundos puede producir daños cerebrales e incluso la muerte. Los bebés y los niños pequeños tienen cabezas relativamente grandes y pesadas, los músculos del cuello están débiles y el cerebro se encuentra en desarrollo, lo que los hace más sensibles y más propensos a sufrir lesiones por un shock. Cuando se sacude a un bebé, su cabeza se balancea rápidamente de un lado a otro y su cerebro golpea las paredes del cráneo; el efecto es similar a un latigazo cervical. El cerebro puede sangrar o hincharse, aumentar la presión y dañar aún más el tejido cerebral. Esto puede provocar lesiones cerebrales permanentes.


Resumiendo, el síndrome del bebé sacudido se refiere a un tipo de lesión cerebral traumática no accidental o intencional. Este se caracteriza por un daño cerebral que ocurre cuando a un bebé o a un niño muy pequeño se sacude violenta y repetidamente, y/o se arroja contra un objeto.


Esta afección es conocida conocida con múltiples nombres, como: "síndrome del niño sacudido”, “síndrome del bebé zarandeado”, “síndrome del impacto sacudido” o “síndrome de impacto por sacudida”, “lesión craneocerebral no accidental”, “traumatismo craneal por maltrato”, “lesiones en la cabeza infligidas”, “síndrome de hiperextensión cervical”.


Pese a su relativa frecuencia, es un síndrome del que no se suele informar a los padres primerizos, y constituye una forma grave de violencia y de maltrato infantil.


Entre los signos que pueden indicar que un bebé ha sido sacudido están: él puede estar muy irritable o somnoliento y letárgico, es decir, le cuesta mantenerse despierto; su piel está pálida o de color azul, no puede comer bien o vomita sin razón aparente, tiene convulsiones, tiene dificultad para respirar, sus ojos giran hacia atrás, él está inconsciente.


La maternidad implica un proceso de adaptación a una nueva vida llena de constantes cambios. Hagamos que sea más llevadera esta etapa, generalmente calificada como caóticamente hermosa. Tratemos de encontrar o de construir una red de apoyo en la comunidad, en el barrio, en el círculo de amigos, o en algún centro de salud de la ciudad.


Busquemos armonizar de la mejor manera posible nuestras responsabilidades, nuestro tiempo para nosotras mismas, el tiempo de calidad para nuestro bebé y para nosotros como mamás. Y hagamos comunidad, apoyémonos las unas a las otras.


En el episodio nº 7 de mi podcast "Un espacio para compartir" te comparto lo que necesitas hacer si tu bebé llora y mucho más acerca del “síndrome del bebé sacudido”.


Déjame tus comentarios aquí.



síndrome del bebé sacudido, bebé sacudido
Pese a su relativa frecuencia, es un síndrome del que no se suele informar a los padres primerizos, y constituye una forma grave de violencia y de maltrato infantil.

#SíndromeDelBebéSacudido